lactancia materna
Consejos

Lactancia materna en alergias alimentarias

La lactancia materna contribuye al desarrollo físico, emocional, intelectual y psicosocial de los niños. Así lo plantea Gabriela Juez García en la columna de Chile Crece Contigo sobre los beneficios de la lactancia materna. Entre ellos el aporte inmunológico que entrega a los bebés, es decir, los protege de enfermedades.

Esta práctica ha sido fundamental en el tratamiento de alergias alimentarias. Los alimentos alérgenos se traspasan mediante la leche, lo cual puede resultar en molestias para el bebé. Para evitar eso es recomendable prestar atención a tu alimentación y a las etiquetas de los productos.

Por esta razón, organizaciones y familias que pasan por esto han dispuesto varias instancias de encuentro. En Osorno, Concepción, Valdivia y Santiago ya se están organizando actividades.

Encuentros sobre lactancia materna

El 5 de septiembre se realizará en Valdivia un grupo de apoyo a la lactancia materna, facilitado por Fonolac. Su foco será la alergia a la proteína de leche de vaca y la mantención de la lactancia. El objetivo es que las familias y madres planteen dudas para ayudarlas a tomar decisiones acordes a su situación.

La actividad será en Beauchef 838 y la liderará Yanisse Muñoz, fonoaudióloga.

El sábado 7 de septiembre se realizará en Santiago el primer encuentro sobre alergias alimentarias. Tendrá charlas de profesionales de la salud sobre el manejo de esta enfermedad y será en el Centro Comunitario Diaguitas, Las Condes. La actividad es organizada por APLV y AAM Chile, con previa inscripción.

 

etiquetado de alérgenos alimentarios
Consejos

Etiquetado de alérgenos alimentarios

Conocer el etiquetado de alérgenos alimentarios es importante para saber qué contiene un producto. Lo puedes encontrar fácilmente, ya sea al reverso del envase o a un lado de él.

A veces, consumimos accidentalmente sustancias que producen alergia a nuestros bebés. Pero no te preocupes, porque para evitar que esto ocurra, es clave fijarse en la información nutricional, los ingredientes y las advertencias de alérgenos.

Los ingredientes van en orden

En la etiqueta se detallan los ingredientes y la cantidad de cada uno en proporción de mayor a menor. Por ejemplo, si el primer ingrediente del producto es leche, es lo que más contiene. Si el último es soya, es porque tiene pequeñas cantidades de ella.

Algunos productos también contienen trazas y están indicadas en la etiqueta. Son ingredientes que no forman parte del producto como tal, pero que en su elaboración pudo estar en contacto con alérgenos.

Un alérgeno es cualquier sustancia que produce alergia. Entre las más comunes está el polen, la caspa de animales o en nuestro caso, los alimentos.

Lee el etiquetado de alérgenos alimentarios

trigo en etiquetado de alérgenos alimentarios

En Chile hay una lista de alimentos que se deben advertir en las etiquetas. En el Reglamento Sanitario de los Alimentos se exige a los fabricantes que detallen los ingredientes. El decreto N° 88 permitió esto y está vigente desde 2013.

En palabras simples, los componentes que se advierten en este reglamento son:

  1. Leche. Si el producto contiene este ingrediente, se señala como caseína o caseína de leche y en ocasiones se advierte sobre la lactosa (azúcar de la leche).
  2. Gluten. Lo puedes encontrar en cereales como el trigo, avena, cebada y centeno, espelta y derivados.
  3. Sulfitos. También se les llama dióxido de azufre (SO2) y se utilizan como conservantes.
  4. Crustáceos, pescados y sus productos.
  5. Huevos.
  6. Maní, soya y sus productos.

Respecto de las etiquetas de los envases, puedes encontrar anuncios como:

  • “Contiene…”
  • “Puede contener…”
  • “Contiene trazas de…”
  • “Elaborado en líneas que también procesan…”

Cada alergia alimentaria es diferente

Las alergias alimentarias se producen por reacciones a las proteínas de algunos alimentos. Pero algunas grasas o aceites son extraídos de la soya, la cual puede producir alergia. A pesar de eso, debes mantener la calma, porque el riesgo de tener una reacción al consumirlos es muy baja.

La lecitina aparece como ingrediente de algunos productos. Es un aceite que está presente en alimentos como la soya, la yema del huevo, las nueces y el maní.

En los procesos industriales pueden quedar trazas y, en casos excepcionales, provocar una reacción alérgica. Por esto, es recomendable no alarmarse antes de consumir un producto y prestar atención en los ingredientes detallados.

Si en casa hay un bebé alérgico a la proteína de leche de vaca, debes fijarte en lo que contenga leche, caseína o derivados. Si reacciona a la soya, la lecitina de soya podría considerarse, pero como dijimos antes, son casos excepcionales y siempre es mejor que consultes al médico.

Consejos

Alergia al huevo en bebés

Cuando alguien de nuestra familia es diagnosticado con alergia alimentaria, las cosas suelen parecer un poco complicadas. Pero una vez que encontramos opciones para lidiar con ella, todo cambia. La alergia al huevo es una de ellas.

Lo que provoca las reacciones alérgicas es su proteína y el tratamiento indicado es quitarlo de la dieta hasta que el cuerpo lo tolere. Pero, si tienes un bebé con alergia a este alimento, lo recomendable es dejar de comerlo, así como también los derivados del huevo.

Pero no debes preocuparte ni sacar conclusiones apresuradas, porque en la mayoría de los casos esta alergia se supera con tratamiento médico. Usualmente, la edad de tolerancia se da a los dos o tres años, pero si eso no ocurre, la paciencia es clave en este proceso. Por eso, las opciones de sustitución son útiles mientras tus hijos tengan alergia al huevo.

Combate la alergia al huevo

El huevo es una proteína de alta calidad. Las personas lo incluyen en sus dietas, pero cuando tenemos un bebé alérgico, debemos cambiar nuestra alimentación para evitar reacciones en su cuerpo. En ese momento es necesario reemplazar el huevo.

Pero, ¿por qué debemos hacer esto? Los profesionales de la salud aseguran que se traspasa a los bebés mediante la leche materna, por lo tanto, su consumo es indirecto y aparecen las reacciones alérgicas tardías. Pero también es importante que, como madres, mantengamos un estado nutricional saludable.

Si los huevos son imprescindibles en tu alimentación, quitarlos de ella no será el fin del mundo, porque los puedes sustituir de varias formas si de respotería se trata.

Ingredientes para reemplazar el huevo

En la repostería tradicional, es un ingrediente fundamental. Se usa para preparar queques, galletas y todos aquellos pasteles que nos gustan. Pero no creas que esto es un obstáculo si tu bebé tiene alergia al huevo, porque la cocina vegana permite hacer recetas con ingredientes que lo sustituyen.

  1. Agar agar

Es una sustancia blanca proveniente de varios tipos de algas rojas. Su fibra es secada y luego se procesa como polvo o hebras llamadas agar agar. Lo puedes encontrar en tiendas veganas o locales de comida orgánica.

El agar agar tiene varias funciones gastronómicas. Sirve para sustituir la gelatina, espesar las sopas y reemplazar el huevo. Para hacerlo necesitas una cucharada de agar agar y dos de agua caliente, lo cual equivale a un huevo.

  1. Plátano

Esta fruta aporta gran energía al organismo. Es rica en potasio, por lo tanto, regula la hidratación y previene calambres. En la cocina es un gran aliado por su textura cremosa. Por esto, funciona como sustituto del huevo. Para ello necesitas medio plátano maduro (¼ de taza) molido.  

La variedad de preparaciones con plátano es infinita. Los pancakes o tortitas de plátano al desayuno son ideales para comenzar.

  1. Manzana

Al igual que el plátano, su textura ayuda a reemplazar el huevo. Para hacer la equivalencia con uno, necesitas un cuarto de taza con puré de manzana. Para una consistencia firme, puedes rallarla y colar el jugo sobrante. También funciona como decoración o como parte de la mezcla si la cortas en láminas.

  1. Chía

Las semillas de chía son ricas en ácidos grasos omega 3 de origen vegetal. En casos excepcionales, los alérgicos a frutos secos también reaccionan con la chía. Es recomendable que utilices cantidades pequeñas si sospechas de una reacción alérgica.

Una cucharada de chía y tres de agua equivalen a un huevo. Para sustituirlo mezcla estos ingredientes y espera diez minutos o hasta que espese. La puedes comprar en tiendas de productos orgánicos o en el supermercado.

  1. Linaza

Las semillas de linaza permiten regular la presión arterial y el azúcar en la sangre. Tiene varias presentaciones, ya sea en aceite, pastillas, molida o entera. La forma recomendada de consumirla es molida, lo cual puedes hacer en la licuadora.

alergia al huevo

Si quieres sustituir un huevo, utiliza una cucharada de linaza molida y tres cucharadas de agua. Debes esperar aproximadamente media hora para que la mezcla esté espesa. Puedes añadir una pizca de bicarbonato para dar ligereza a la preparación.

  1. Harina de avena

Proviene de la avena vendida en forma de láminas o copos. Se obtiene si pones avena en la licuadora, que tiene como resultado un polvo fino. La Unión Europea la incluyó en su lista de alimentos libres de gluten, pero existe el riesgo de contaminación cruzada. 

La Fundación Convivir también advierte sobre el gluten. Si tu bebé es alérgico, te recomendamos leer las etiquetas de la avena que consumes. Para sustituir un huevo, necesitas tres cucharadas de agua y tres de harina.

  1. Harina de coco

Esta harina se elabora a partir de la pulpa del coco. Es una buena opción para reemplazar el huevo y evitar harinas de frutos secos como la de almendras. Para sustituir un huevo necesitas dos cucharadas de harina de coco y cinco de agua.

  1. Vinagre de manzana y bicarbonato

También es conocido como vinagre de sidra de manzana. Además de condimentar las comidas, es utilizado con fines medicinales. El bicarbonato, por otra parte, tiene un efecto levadura. Utiliza vinagre de manzana o jugo de limón con bicarbonato en cantidades iguales para reemplazar un huevo.

  1. Mantequilla de maní

Si bien el maní es una sustancia alérgena, es fuente de proteínas y minerales. Si tu hijo no reacciona con este alimento, entonces la mantequilla de maní es una buena opción. Un huevo equivale a dos cucharadas de mantequilla de maní.

Si quieres hacer mantequilla de maní casera, necesitas una licuadora o procesadora de alimentos y dos tazas de maní. Lo trituras hasta que se forme una crema. Debes hacer varias pausas para no sobrecalentar el motor de la máquina.

  1. Almidón de maíz

Hay niños que reaccionan al arroz y no toleran el almidón. Aun así, esta alternativa funciona en quienes no tienen problemas con este alimento. Su equivalencia a un huevo es una cucharada de almidón de maíz y dos de agua.

Debes mezclar y calentar hasta que espese. Luego puedes agregar la mezcla al resto de ingredientes. Pero si te urge comer algo y no quieres cocinar, una buena opción es ir a restaurantes aptos para ti y tu bebé. Sólo debes asegurarte que no tengan restos de ingredientes alérgenos.

Recetas sin huevo para alérgicos

alergia al huevo y veganismo

Para reemplazar el huevo en repostería, se recomienda utilizar manzana, chía, vinagre o plátano. Para preparaciones que no lleven frutas se aconseja usar linaza. Si quieres reemplazarlo en croquetas, la harina de avena, mantequilla de maní y manzana son buenas opciones. 

Recetas de queques sin huevo ni lácteos han funcionado con estos ingredientes. Pero también puedes experimentar con otros platos como el pastel de papas y utilizar un sustituto del huevo. Una ventaja de esto es que hay muchas recetas que pueden funcionar sin ingredientes alérgenos.


Este artículo fue validado por la nutricionista Carolina Melcher y no sustituye una consulta médica.

[expand title=»Bibliografía +» swaptitle=»Bibliografía -» tag=»p» tag=»strong» trigclass=»arrowright» trigclass=»noarrow»]

  • AUDICANA, M. (2005). Alergia alimentaria. Hospital Santiago Apóstol. Vitoria-Gasteiz. Recuperado de: http://www.avpap.org/jornadas2005/alergiaalimentaria.pdf
  • ROSSEL, M. y ARAYA, M. (2011). Alergia alimentaria en la infancia. Revista Médica Clínica Las Condes, (22), pp. 184-189.

[/expand]

alergia alimentaria múltiple
Consejos

Diagnóstico temprano de alergias alimentarias

La pediatra y gastroenteróloga Sylvia Cruchet, realizará la transmisión en vivo Importancia del diagnóstico temprano de las alergias alimentarias en niños/as el jueves 29 de agosto. La doctora se referirá a los síntomas que deben generar alerta, cómo actuar ante la sospecha de alergia alimentaria y también responderá las preguntas de la audiencia. 

La instancia es organizada por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA UChile) y comenzará a las 12:00 horas en el facebook de la institución.

contaminación cruzada en alimentos
Consejos

Qué es la contaminación cruzada

La contaminación cruzada se produce cuando un alimento entra en contacto con sustancias ajenas. Esto puede ocurrir en su elaboración, cuando las trazas pasan de forma inadvertida en un producto. 

Si nuestro bebé tiene alergia a la proteína de leche de vaca y más alimentos, es importante saber qué son las trazas. Así, podríamos evitar que sufra de dolores estomacales y llantos descontrolados que tanto nos asustan.

La importancia de las trazas

Cuando vamos al supermercado, muchos productos envasados nos advierten sobre las trazas. Son pequeñas cantidades de un ingrediente presentes en algún alimento y provienen de lugares donde procesan alérgenos como el huevo, leche, soya, frutos secos y gluten.

contaminación cruzada

Los productos procesados y ultraprocesados como chocolates, galletas y jugos suelen contener trazas. Una buena opción para nuestros hijos es preparar los dulces en casa, donde tengamos el cuidado necesario para evitar contaminaciones cruzadas. Además, los puedes preparar en sus versiones saludables.

Contaminación cruzada entre alimentos

Para saber si un producto contiene trazas, puedes leer sus etiquetas. Cuando nuestros hijos están diagnosticados con alergia alimentaria, debemos prestar atención a ellas. En los bebés, las trazas pasan por la leche materna en pequeñas cantidades, pero igualmente les pueden provocar molestias.

Generalmente, las etiquetas se encuentran al reverso del envase o a un lado, cerca de la información nutricional. Los anuncios más comunes son: 

  • “Este producto contiene…
  • “Elaborado en líneas que procesan…”
  • “Contiene trazas de…”

O simplemente lo puedes encontrar en los ingredientes del producto.

Evita la contaminación cruzada

Para consumir alimentos sin trazas, prepara tus comidas en casa. Si tienes contacto con alimentos que producen alergia a tu bebé, toma precauciones para evitar la contaminación cruzada.

Lava bien tus manos

Puede sonar obvio, pero si has cocinado con alimentos alérgenos, pueden quedar pequeños restos de comida en tus manos. Lávalas con agua y jabón para quitar cualquier rastro de traza. Luego, podrías disfrutar de un queque vegano, sin temor a que tu bebé tenga reacciones alérgicas.

evitar la contaminación cruzada

Separa los platos y utensilios de cocina

Algunos cubiertos pueden quedar con trazas de alimentos. Para prevenir esto, utiliza cuchillos, tenedores, cucharas y platos sólo para ti o tu hijo. Las preparaciones con huevo y leche en polvo suelen dejar restos en los utensilios.

Utiliza esponjas o paños distintos

Si mantienen platos y cubiertos separados, es recomendable usar una esponja sólo para aquellos utensilios. La superficie áspera de virutillas y esponjas puede acumular trazas de ingredientes de otras preparaciones.

Cuando diagnostican a los niños con alergia inmediata o mediada por IgE es importante seguir estos pasos, pero en la alergia tardía depende de la gravedad de cada caso. De todos modos, es importante que cuentes con la ayuda de un profesional en el tema, para que estés acompañada durante este proceso.