Alergia alimentaria tardía en bebés: una enfermedad frecuente

Cuando sospechas que tu bebé puede tener alergia alimentaria, es necesario que junto a tu familia visiten a un médico especialista. Esto les puede ayudar a tener nociones más claras sobre la enfermedad y así evitan alarmarse, ya que existen varios tipos. Una de ellas es la alergia mediada por IgE, pero también está la alergia alimentaria tardía en bebés.

Los nombres pueden parecer confusos, pero IgE no es más que un anticuerpo que crea nuestro organismo para defenderse de los alérgenos. Sólo aparece en quienes tienen reacciones alérgicas inmediatas, es decir, desde minutos hasta dos horas -como máximo- después de ingerir alimentos. El otro tipo de alergia funciona de manera diferente y aquí te contamos más detalles para que entiendas cómo actúa en los bebés.

Qué es la alergia alimentaria no mediada por IgE

leche de vaca como causante de alergia alimentaria tardía en bebés

Actualmente es muy común en lactantes, pero no la produce el anticuerpo IgE. Al igual que otras alergias alimentarias, es una reacción del cuerpo a ciertos alimentos, especialmente a la proteína de la leche de vaca. Sin embargo, no hay tanta investigación al respecto y sus causas se desconocen. Además, el proceso de diagnóstico puede ser un poco más largo que con una alergia mediada, ya que hay síntomas comunes de un recién nacido. 

Con este tipo de alergia, las reacciones tardan en aparecer. Los bebés pueden tener malestares, desde horas e incluso días después de haber consumido un alimento. Si estás amamantando, no olvides que lo que comes pasa a través de la leche materna y eso podría generar síntomas en tu bebé. 

En 2016, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) demostró que un 4,9% de bebés de un hospital de Santiago, presentaban alergia a la leche de vaca. Pero también hay otros alimentos que producen reacciones. Algunos niños son alérgicos al huevo, a la soya, al vacuno y a cereales no alergénicos como el arroz. Por eso no existe una guía universal que indique cómo tratar al bebé, ya que todos los casos son diferentes

Síntomas de la alergia alimentaria tardía en bebés

Esta alergia es un poco más difícil de diagnosticar, ya que algunos síntomas se mezclan con los malestares comunes de un recién nacido. Es importante que sepas que durante los primeros tres meses hay una etapa de inmadurez digestiva. Esto significa que los nutrientes que recibe nuestro bebé pueden ser mal procesados por su intestino. Pero no te asustes si no sabes cómo lidiar con la alergia alimentaria, te aconsejamos mirarla como una “escalera de madurez”, donde el niño progresa a su propio ritmo. 

Pero si los síntomas continúan, es importante que te asesores por un inmunólogo especialista o gastroenterólogo experto en el tema. Lo más común es que el bebé tenga deposiciones con un poco de sangre y mucosidad, vómitos explosivos, cólicos, llanto y el abdomen apretado e hinchado.

En algunos casos no suben de peso adecuadamente y es necesario recurrir a fórmulas lácteas que lo mantengan estable, pero nunca realices un autodiagnóstico. Te recomendamos que no utilices como guía el caso de un conocido, porque como mencionamos más arriba, todos los bebés se evalúan de manera distinta.

Tratamiento para la alergia alimentaria tardía

incluir alimentos en alergia alimentaria tardía en bebés

Actualmente, el único tratamiento para evitar reacciones alérgicas es eliminar de la dieta los alimentos involucrados. Aunque no es de máxima prioridad como en la alergia inmediata, evitar la contaminación cruzada también puede ser útil si tu bebé ya tiene un diagnóstico confirmado. Pero debes saber que esto es un tema algo subjetivo, pues depende de las observaciones de la familia del paciente y también del médico. Por eso hay mucho subdiagnóstico y sobrediagnóstico alrededor de esta alergia. 

Una de las formas de saber si funciona la dieta de exclusión, o dieta del amor como la llamamos, es hacer una contraprueba. Esto significa que se incorpora un alimento específico después de haberlo eliminado durante dos o cuatro semanas. Si se trata de un caso grave, el médico debe evaluar si tiene que supervisar la prueba. 

Cuídate durante la alergia alimentaria tardía en bebés

Recuerda que una alergia alimentaria es un proceso difícil. Es importante que mantengas tu bienestar emocional si tu familia y tú se sienten sobrepasados. Además, si estás amamantando y tienes que eliminar alimentos de tu dieta, debes recurrir a una consulta nutricional para mantenerte saludable. No olvides que el autocuidado también importa.

Una de las cosas más importantes es tener un soporte, ya sea tu familia, una amiga o tu pareja. Lo segundo es no sentir culpa si comiste algo que le provocó malestares a tu bebé. Para evitar esto puedes leer las etiquetas de los alimentos y revisar si contienen alérgenos. Todos cometemos errores y en algún momento olvidamos leer los ingredientes o no aguantamos probar algo que tenemos prohibido.

Estas situaciones en las que hay alimentos refinados o golosinas, como los cumpleaños, pueden ser difíciles. La Asociación Americana de Pediatría las llama trampas alimentarias. Una opción para compartir con otras personas y mantener nuestra dieta, es preparar las comidas en casa. Puedes hacer un queque sin huevo para que disfrutes como el resto o preparar pastel de papas apto para alérgicos si se trata de un almuerzo o cena con amigos.

Evita aislarte durante este proceso, puedes salir a restaurantes aptos para pasar un buen rato o acudir a locales especializados para preparar comidas que se te antojan. Después de todo, es una etapa que pasará y cualquier consulta que tengas hazla con el pediatra de cabecera. Como dijimos antes, todos los bebés reaccionan de manera distinta a algunos alimentos y no es recomendable usar como ejemplo el caso de otros.

Referencias
  • Rossel, M. y Araya, M. (2011). Alergia alimentaria en la infancia. Revista Médica Clínica Las Condes, (22), pp. 184-189.
  • Cruchet, S. (2018). Alergia alimentaria. Revista Chilena de Nutrición, (45), editorial.
  • Feuerhake, T., Aguilera-Insunza, R., Morales, P., Talesnik, E., Linn, K., Thöne, N. y Borzutzky, A. (2018). Caracterización clínica de pacientes chilenos con alergia alimentaria mediada por IgE. Revista Chilena de Pediatría, (89).
  • Comentarios:

    Javiera Soto Tejo

    Periodista

    Secciones recomendadas