Etiquetado de alérgenos alimentarios

Etiquetado de alérgenos alimentariosbfxfbfd



Conocer el etiquetado de alérgenos alimentarios es importante para saber qué contiene un producto. Lo puedes encontrar fácilmente, ya sea al reverso del envase o a un lado de él.

A veces, consumimos accidentalmente sustancias que producen alergia alimentaria a nuestros bebés. Pero no te preocupes, porque para evitar que esto ocurra, es clave fijarse en la información nutricional, los ingredientes y las advertencias de alérgenos.

Los ingredientes van en orden

En la etiqueta se detallan los ingredientes y la cantidad de cada uno en proporción de mayor a menor. Por ejemplo, si el primer ingrediente del producto es leche o proteína de leche, es lo que más contiene. Si el último es soya, es porque tiene pequeñas cantidades de ella.

Algunos productos también contienen trazas de alérgenos y están indicadas en la etiqueta. Son ingredientes que no forman parte del producto como tal, pero que en su elaboración pudo estar en contacto con alérgenos.

Una sustancia alérgena es cualquier partícula o material que produce alergia. Entre las más comunes está el polen, la caspa de animales o en nuestro caso, los alimentos.

Lee el etiquetado de alérgenos alimentarios

En Chile hay una lista de alimentos que se deben advertir en las etiquetas. En el Reglamento Sanitario de los Alimentos se exige a los fabricantes que detallen los ingredientes. El decreto N° 88 permitió esto y está vigente desde 2013.

cebada en etiquetado de alérgenos alimentarios

En palabras simples, los componentes que se advierten en este reglamento son:

  1. Leche. Si el producto contiene este ingrediente, se señala como caseína o caseína de leche y en ocasiones se advierte sobre la lactosa (azúcar de la leche).
  2. Gluten. Lo puedes encontrar en cereales como el trigo, avena, cebada y centeno, espelta y derivados.
  3. Sulfitos. También se les llama dióxido de azufre (SO2) y se utilizan como conservantes.
  4. Crustáceos, pescados y sus productos.
  5. Huevos.
  6. Maní, soya y sus productos.

Respecto de las etiquetas de los envases, puedes encontrar anuncios como:

  • “Contiene…”
  • “Puede contener…”
  • “Contiene trazas de…”
  • “Elaborado en líneas que también procesan…”

Cada alergia alimentaria es diferente

Las alergias alimentarias se producen por reacciones a las proteínas de algunos alimentos. La alergia mediada por IgE es con la que debemos tener mayor precaución. Algunas grasas o aceites son extraídos de la soya, la cual puede producir alergia. A pesar de eso, debes mantener la calma, porque el riesgo de tener una reacción al consumirlos es muy baja.

La lecitina aparece como ingrediente de algunos productos. Es un aceite que está presente en alimentos como la soya, la yema del huevo, las nueces y el maní.

En los procesos industriales pueden quedar trazas y, en casos excepcionales, provocar una reacción alérgica. Por esto, es recomendable no alarmarse antes de consumir un producto y prestar atención en los ingredientes detallados.

Si en casa hay un bebé alérgico a la proteína de leche de vaca, debes fijarte en lo que contenga leche, caseína o derivados. La proteína del huevo también provoca alergia en algunas personas, pero siempre será recomendable que consultes a un inmunólogo especialista que te oriente.



Comentarios:

Javiera Soto Tejo

Periodista

Secciones recomendadas