Fórmulas lácteas como tratamiento para la alergia alimentaria

La alergia a la proteína de leche de vaca está muy ligada al concepto de fórmulas lácteas. Sus precios son bastante altos, pero sólo tienes que recurrir a ellas si te lo indica el médico especialista. Generalmente se utilizan cuando debemos entrar a trabajar y se interrumpe la lactancia materna o cuando el bebé no sube bien de peso. Aquí te explicamos los tipos que hay y cómo acceder a ellas en Chile, ya que forman parte de un programa del Ministerio de Salud.

Pero primero debes saber que cuando hablamos de estas fórmulas, nos referimos a las leches especiales que existen para los lactantes. En tu caso, aquellas elaboradas para alérgicos a la proteína de la leche. Esta alergia alimentaria va en aumento, pero la mayoría de los pacientes desarrollan tolerancia a largo plazo. No te alarmes si tu bebé no mejora al primer año, porque el 75% de los casos lo supera a los tres años de vida y un 90% a los seis. 

Conoce los tipos de fórmulas lácteas

fórmulas lácteas para bebés

La alergia alimentaria se produce cuando el cuerpo no tolera bien las proteínas de algunos alimentos. La leche de vaca es uno de los más proteicos y uno de los principales causantes de reacciones alérgicas en bebés. Seguro has oído sobre la dieta del amor, que muchas hacemos cuando decidimos mantener la lactancia materna. Pero los especialistas la complementan con estas fórmulas lácteas dependiendo de la situación de cada bebé.

La Asociación Americana de Pediatría las define como fórmulas terapéuticas que no provoquen reacciones en el 90% de lactantes y niños con alergia confirmada a la proteína de la leche. El primer tipo de leche es la fórmula extensamente hidrolizada. Su nombre parece extraño, pero significa que las proteínas están partidas en pedazos muy pequeños. Algunas marcas conocidas son Althera y Pepti Junior, pero si la alergia de tu bebé es severa o aguda, estas leches no funcionan bien. 

Las fórmulas aminoacídicas son la otra opción para los bebés que reaccionan con las hidrolizadas. Los aminoácidos son las moléculas base de las proteínas. En el caso de estas leches, reemplazan a la proteína de la leche de vaca. Son recetadas a bebés y niños con síntomas severos y alergia alimentaria inmediata o aguda. Las más conocidas son Neocate, Alfamino, Elecare y Aminomed.

Consigue las fórmulas lácteas a través del Minsal

Sabemos que estas fórmulas lácteas son caras y desde el primer día de diagnóstico de alergia alimentaria las cosas se complican un poco. Para ti, tu familia y quienes los rodean. Por eso es recomendable acudir con un psicólogo si necesitan ayuda para adaptarse a los cambios o por otras razones ligadas con la enfermedad. 

En Chile, el Ministerio de Salud tiene un Programa de Alimentación Complementaria dirigido a la alergia a la proteína de leche de vaca. En él se entregan fórmulas hipoalergénicas a bebés menores de dos años con el diagnóstico confirmado por un especialista inscrito en la Superintendencia de Salud. Puede ser un gastroenterólogo, inmunólogo o pediatra que te va a derivar para hacer el ingreso a este programa. 

Si controlas a tu bebé en el sistema público de salud, el especialista debe emitir un formulario de ingreso al programa, receta médica y fotocopia de tu cédula. Si te atiendes en el sistema privado, el médico debe entregar los documentos anteriores y además, un certificado de residencia tuyo y uno de registro en la Superintendencia de Salud. Te recomendamos anotar esta información para confirmar los documentos en la consulta médica, en caso de tener que ingresar al programa. 

Qué hacer con las fórmulas lácteas después de los dos años

tipos de fórmulas lácteas

Como indica el programa del Minsal, las fórmulas se entregan hasta los dos años. El objetivo del tratamiento para un bebé con alergia a la leche de vaca, es que pueda tolerar alimentos a esa edad. En ocasiones, la proteína del huevo, algunas frutas cítricas y vegetales causan alergias, además de los lácteos. Por eso es importante leer las etiquetas cuando se trata de productos envasados y así evitas contaminaciones cruzadas con alérgenos alimentarios.

El llamado es a lograr tolerancia con algunos alimentos, ya que los especialistas no recomiendan continuar con leche hidrolizada o aminoacídica al pasar los dos años. Ten presente que no reemplazan la leche de vaca y sólo es un tratamiento para mantener estables a nuestros bebés. 

Otros tipos de leches especiales

Cuando vamos a una consulta médica por síntomas de alergia alimentaria en un recién nacido, el especialista debe descartar ciertos malestares comunes en ellos. La inmadurez digestiva es una etapa que está presente en los primeros tres meses de vida. El intestino de un bebé carece de enzimas digestivas suficientes para funcionar bien. En palabras simples, cuando consumen leche materna, algunos bebés pueden tener cólicos, gases y vómitos, debido a esta falta de enzimas que no la procesan bien.

Cuando hay dudas sobre el diagnóstico, ya sea alergia alimentaria o inmadurez digestiva, se recetan fórmulas HA o Comfort, que son parcialmente hidrolizadas. Esto significa que las proteínas están fragmentadas o desintegradas sólo en un 10%. Algunas marcas conocidas son NAN y Similac, que muchas veces las podemos ver en los estantes de farmacias y supermercados.

Si después del tratamiento tu bebé tiene más síntomas, el especialista te podría recomendar las fórmulas lácteas hidrolizadas o aminoacídicas. Por ningún motivo hagas un autodiagnóstico, siempre espera el consejo de un profesional en el tema.

Evita alarmarte por la alergia alimentaria

comida para alérgicos alimentarios

Si recibes mucha información y no sabes cómo enfrentar una alergia alimentaria, no te asustes, pero asegúrate de tener el apoyo de personas cercanas. Para hacerlo más sencillo, puedes pensar en una “escalera de madurez”: el bebé crece y mejora a su propio ritmo. Por eso varía la edad de tolerancia a algunos alimentos, pero siempre puedes encontrar reemplazos con recetas aptas para ti o el bebé.

Recuerda que si estás amamantando y te sugirieron una dieta limitada, debes cuidar tu estado nutricional para evitar deficiencias en tu cuerpo. Dejar abruptamente algunos alimentos puede ser un proceso difícil, pero intenta apoyarte en tus seres queridos y buscar opciones. Existen locales de comida orgánica que venden productos a un precio accesible y también restaurantes aptos que se basan en la alimentación vegana. Así puedes encontrar reemplazos que te ayuden a lidiar con la enfermedad.

Este artículo fue validado por Jacqueline Malig, gastroenteróloga pediátrica y no sustituye una consulta médica.

Referencias
  • Cordero C., Prado F. y Bravo P. (2018). Actualización en manejo de alergia a la proteína de leche de vaca: fórmulas lácteas disponibles y otros brebajes. Revista Chilena de Pediatría. 89 (3), pp. 310-317.
  • Fundación Creciendo con Alergias. Leches especiales y otros alimentos. Santiago: Creciendo con Alergias. Recuperado de https://creciendoconalergias.cl/f%C3%B3rmulas-preguntas-frecuentes
  • Ministerio de Salud. (2019). PNAC: Información relevante. Santiago: Ministerio de Salud. Recuperado de https://www.minsal.cl/pnac-informacion-relevante/
  • Comentarios:

    Javiera Soto Tejo

    Periodista

    Secciones recomendadas