Guía de alimentos alérgenos


alimentos alérgenos

Existen varias sustancias que nos pueden provocar alergia. Algunas son el polen, la caspa de animales, los hongos ambientales y también los alimentos, denominados alérgenos alimentarios. La mayoría del tiempo estornudamos y tenemos picazón en la nariz, garganta y oídos, pero en las alergias alimentarias, también hay síntomas digestivos y es necesario conocer qué alimentos los provocan.

Nuestro bebé puede tener alergia alimentaria inmediata o tardía, pero eso depende del diagnóstico que entregue un especialista en el tema. Pero, para que lo tengas en cuenta, la alergia alimentaria inmediata se caracteriza porque aparecen reacciones luego de unos minutos después de comer o en un par de horas. La alergia alimentaria tardía en bebés, puede aparecer incluso semanas después y sus síntomas van desde cólicos, diarreas y vómitos, hasta deposiciones con sangre.

Pero la gravedad de estas reacciones depende de la tolerancia de tu bebé con los alimentos, así que no debes preocuparte demás. No todos los bebés reaccionan a las mismas frutas y verduras, por ejemplo, por eso es necesario que te orientes con un profesional y evites estresarte excesivamente durante esta etapa.

Alimentos alérgenos para bebés

¿Sabías que existe una lista de los alimentos alérgenos más comunes? La información sobre su composición y sus derivados puede orientarte a evitar ingredientes de los productos que escoges, siempre y cuando hayas acudido a un especialista para que elabore una dieta acorde a tus necesidades. Los alérgenos más comunes los detallamos a continuación, junto con algunos de sus derivados, para que puedas leer las etiquetas de los productos sin complicaciones.

Leche de vaca

leche alérgeno alimentario

Es la principal causante de alergia en bebés y tiene una serie de proteínas que la causan. Están presentes en el yogurt, queso, helados, mantequilla, crema de leche, sopas a base de crema, flan y otros derivados lácteos.

Puedes encontrar las proteínas de leche de vaca en las etiquetas con nombres como: caseína, caseinato (de varios tipos), suero láctico, lactoalbúmina y lactoglobulina. En algunos casos, el vacuno también produce reacciones alérgicas, por eso la podemos considerar en esta categoría. Además, algunas instituciones como el Ministerio de Salud han abordado esta alergia para orientar a las familias, con la creación de la Guía Clínica sobre Alergia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV). A pesar de su lenguaje técnico, podría entregarte algunos lineamientos sobre cómo actuar si sospechas de APLV.

Soya

soya alérgeno alimentario

Es una legumbre presente en bebidas, yogurt y queso. Seguro has escuchado mucho sobre la leche de soya, pero otros alimentos como el tofu, la salsa de soya y algunos aceites vegetales también la tienen en sus ingredientes.

La lecitina de soya es un alimento que proviene de la soya y en casos muy excepcionales puede producir reacciones, pero las probabilidades son muy bajas. La utilizan como emulsionante para chocolates, margarinas, galletas, algunos panes, lácteos y cremas vegetales.

Huevo

huevo alérgeno alimentario

La clara y la yema del huevo pueden producir alergia. En las etiquetas de los productos lo puedes encontrar con distintos nombres, por lo que es importante que las leas para evitar reacciones alérgicas. Albumina, huevo deshidratado, polvo de huevo, sustitutos del huevo, ovomucoide, ovovitelina y ovomucina son algunos ingredientes que contienen este alérgeno. Parecen nombres difíciles de pronunciar, pero anotarlos en una libreta o agenda te podría ayudar a adaptarte a ellos.

Muchos de los alimentos que consumimos en una dieta tradicional tienen huevos, por lo que es difícil quitarlos cuando diagnostican a nuestro bebé con alergia alimentaria. Las pastas, golosinas, fiambres, productos de repostería y algunos cereales y cafés con crema están hechos con este ingrediente.

Alimentos alérgenos y la contaminación cruzada

Algunos productos procesados entran en contacto con ingredientes que producen alergia alimentaria. Esto significa que hay contaminación cruzada, por lo tanto, es recomendable consumir alimentos que prepares en tu casa.

Debes tener algunas precauciones si tu hijo sufre de alergia alimentaria inmediata. Si tiene reacciones tardías, puedes prestar atención a las trazas y evitar la contaminación con alimentos alérgenos.


Este artículo no sustituye la consulta con un/a nutricionista o profesional especializado en el tema.

 


Bibliografía
  • FEUERHAKE, T., AGUILERA-INSUNZA, R., MORALES, P., TALESNIK, E., LINN, K., THÖNE, N. y BORZUTZKY, A. (2018). Caracterización clínica de pacientes chilenos con alergia alimentaria mediada por IgE. Revista Chilena de Pediatría, (89).
  • MIQUEL, I. y ARANCIBIA, M. (2012). Alergia a proteína de leche de vaca en el menor de un año. Revista Chilena de Pediatría, (83), pp. 78-83.
  • Ministerio de Salud de Chile. Guía Clínica Alergia a Proteína de Leche de Vaca.