Pastel de papas sin huevo ni leche

La papa es una gran aliada cuando tenemos que dejar de comer algunos alimentos. Si tenemos un bebé alérgico al huevo, por ejemplo, debemos tener cuidado al alimentarnos. La papa aporta energía a nuestro cuerpo, previene la fatiga y desequilibrios nutricionales. Además, contiene vitamina C y es fuente de antioxidantes. Aquí te invitamos a preparar un pastel de papas que te dejará saciada y además es apto para alérgicos alimentarios.

Pero antes, queremos maravillarte con las características de la papa. Puedes preparar este alimento en formato de puré, cazuela y papas fritas, por mencionar algunos platos, así que es muy versátil. Su versión saludable, ya sea como papa horneada o cocida, tiene muchas ventajas y ayuda a reducir el riesgo de contraer algunas enfermedades.

  • Activa el sistema inmune.
  • Aumenta la agudeza mental.
  • Favorece el cuidado de la piel.
  • Previene la indigestión y el estreñimiento.
  • Reduce los riesgos de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Estas son algunas de sus propiedades, pero lo más importante es que la papa es fácil de digerir. Esto la hace apta para quienes no pueden comer alimentos muy duros y también adecuada para nuestros bebés cuando están en la etapa de probar nuevas comidas.

Prepara un pastel de papas apto para ti

pastel de papas

Cuando pensamos en este plato, inmediatamente agregamos carne, leche e incluso huevo en nuestra mente. Pero si se trata de evitar algunos alimentos para que nuestro bebé no tenga reacciones alérgicas, quédate tranquila porque hay otras opciones. En algunas preparaciones se utiliza carne para dejar en la base del pastel, pero es reemplazable por soya. Si estás amamantando y tu bebé es alérgico a este alimento, puedes omitir este paso y utilizar la carne que tolere. En nuestro caso, hicimos un pastel de papas sencillo, sin carne, leche ni huevos, pero puedes agregarle lo que la alergia alimentaria te permita.

Ingredientes

  • 4-5 papas
  • Cebolla a gusto
  • Aceite
  • ½ cucharadita de levadura (opcional)
  • 4-5 cucharadas de harina (la que tolere tu bebé)
  • Agua (cantidad necesaria)
  • Sal

Elaboración

  1. Corta en rodajas las papas y fríelas junto a la cebolla en un sartén con aceite y sal al gusto.
  2. Por otro lado, mezcla en un recipiente la harina con el agua hasta que quede una textura un poco más espesa que la de un huevo batido. Añade un poco de sal a la mezcla y bate para que no queden grumos. Luego añade la levadura.
  3. Cuando las papas y la cebolla estén fritas, escurre bien el aceite y añade a la mezcla de harina y agua. Debes remover bien.
  4. Finalmente, en un sartén con un poco de aceite caliente debemos verter la mezcla y dejarla a fuego medio hasta que quede cuajada. Te recomendamos darle un par de vueltas para que no se pegue al sartén.

Si estás convencida de experimentar este tradicional plato de esta manera, te invitamos a realizarlo y enviarnos una foto a nuestras redes sociales. Así podemos ayudar a que este proceso sea más ameno para aquellas mamás que están limitadas con el consumo de algunos alimentos.

Bibliografía
  • ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN. (2010). Recetario de Platillos Tradicionales del Altiplano Marquense: La Papa. Recuperado de: https://coin.fao.org/coin-static/cms/media/6/12880327433890/recetariocorregidobajaresolucionfinal.pdf.
  • MUÑOZ, M. (2014). Composición y aportes nutricionales de la papa. Revista Agrícola. Recuperado de: http://www.inia.cl/wp-content/uploads/2014/09/revista_agricola_octubre_36-37.pdf
Comentarios:

Javiera Soto Tejo

Periodista

Secciones recomendadas