Qué hacer ante una alergia alimentaria en bebés

Enfrentar un diagnóstico de alergia alimentaria en un bebé es una tarea que involucra a toda la familia. No importa si se trata de una donde estén ambos padres o sólo uno, ya que esta enfermedad influye en todos los que componen el círculo familiar. Esto ocurre porque hay cambios alimenticios, pero también sociales, que demandan cierta adaptación. Saber qué hacer ante una alergia alimentaria en bebés puede ayudarte a tener un poco de calma durante el proceso.

Si tu bebé fue diagnosticado con alergia alimentaria no mediada, es porque tiene reacciones alérgicas tardías. Esto significa que puede presentar síntomas hasta días después de que hayas comido un alimento alérgeno. Este pasa a través de la leche materna y su principal causante es la proteína de la leche de vaca. Pero este período pasa, ya que la enfermedad se supera a los dos o tres años de edad en la mayoría de los casos.

Alergia alimentaria en bebés y lactancia materna

Muchas madres tienen dudas con la lactancia materna exclusiva por distintas razones. Si piensas que tu leche es dañina o te han dicho que deberías dejar de amamantar, no te desanimes. La leche materna aporta nutrientes que el bebé necesita en sus primeros meses de vida y lo protege de enfermedades crónicas. Sólo debes reorganizar tu dieta, pero sin descuidar tu salud para evitar deficiencias nutricionales.

qué hacer ante una alergia alimentaria

Los especialistas recomiendan lo que nosotras conocemos como dieta del amor. Dejar ciertos alimentos puede provocar estrés, pero debes saber que será un período y luego los retomarás poco a poco. En ocasiones no funciona y debes quitarlos de tu dieta nuevamente, por eso la paciencia es fundamental. Además, la frustración pasará cuando veas que tu bebé ya no siente molestias al incorporar un nuevo alimento.  

Recuerda que el tratamiento siempre debe estar acompañado por un médico especialista que guíe el proceso. Algo muy común es salir desorientadas tras la primera consulta, pero no dejes que eso te alarme. Además de la dieta, leer las etiquetas de los productos es útil para saber si lo que comemos tiene alérgenos y así evitar contaminaciones cruzadas.

Qué hacer con el inicio de la alimentación complementaria

Generalmente, los bebés comienzan con la alimentación complementaria a los seis meses. La alergia alimentaria puede retrasar esto, pero tu médico de cabecera te dirá qué momento es el indicado. Debes considerar frutas y otros alimentos que toleró durante la lactancia, ya que te dan indicios de lo que podría aceptar su cuerpo. 

Es importante que incluyas un alimento a la vez y seas paciente con los resultados. Existen mitos como retrasar los alimentos más alérgenos como la proteína del huevo, pero no se recomienda, a menos que se haya comprobado la alergia a ellos. Esto se trata de “prueba y error”, así que te podrías sentir frustrada cuando no veas progreso en la tolerancia de tu pequeño. Es un proceso complejo para toda la familia y es importante pedir ayuda psicológica si se sienten sobrepasados. 

Suplementación para la alergia alimentaria en bebés

bebidas vegetales

Muchas veces hemos escuchado sobre las bebidas vegetales como la de arroz, soya, etc. Son muy utilizadas en las dietas libres de proteína animal, sin embargo, su uso en niños no es recomendable. Si tu bebé pasó por el proceso de consumir leche materna o fórmulas lácteas y quieres alimentarlo con estos preparados, te sugerimos que lo consultes con su médico antes de hacer cualquier cambio. 

Las bebidas vegetales no cubren los requerimientos nutricionales de niños menores de un año. Cuando hablamos de esto nos referimos al calcio, hierro, vitaminas y proteínas. En niños mayores de dos años se pueden incluir, siempre con suplementación y bajo vigilancia de un profesional. Pero recuerda que lo importante es intentar aplazar lo más posible el destete del bebé para evitar una mala nutrición. 

Este artículo no sustituye una consulta médica.

Comentarios:

Javiera Soto Tejo

Periodista

Secciones recomendadas